About Me

Murió rugbista que consumió una babosa incitado por sus amigos



El exjugador de rugby australiano, Sam Ballard, murió en Sydney ocho años después de que se enfermara por comerse una babosa, al aceptar un reto de sus amigos en una fiesta. Como consecuencia contrajo lombrices de rata que lo enfermaron.

Al momento de esta desastrosa experiencia, Sam era un rugbista de apenas 19 años y quedó tetrapléjico por aceptar el desafío.

La babosa era portadora de un parásito que afectó su sistema nervioso central que es normalmente hallado en roedores, pero también se puede encontrar en caracoles, babosas y ranas que han ingerido heces de dichos mamíferos.

"Te amo, mamá", fueron las últimas palabras del joven a su madre Katie que lo acompañaba en el hospital, según informaron medios australianos.

Publicar un comentario

0 Comentarios